Es el proceso mediante el cual el médico laboral obtiene información, por parte del paciente a través de la revisión de historia clínica y diálogo con el usuario, familiares, empleador u otros autorizados, con el fin de obtener información básica del trastorno o problema del paciente, sus hábitos de vida y la presencia de antecedentes familiares, con el fin de establecer los diagnósticos susceptibles o no de la calificación de pérdida de capacidad laboral, origen y fecha de estructuración.

VER PERFIL DE LOS PROFESIONALES